viernes, 6 de abril de 2012

Vivamos como gallegos..

No se me ocurría mejor titulo para esta entrada, que plagiar la publicidad de una conocida marca de supermercados. Según esa publicidad un gallego típico parece ser una persona que come pimientos de Padrón, bebe Estrella Galicia, es seguidor del Celta o Depor, y visita una vez al año la playa de las catedrales..
Dejando un poco de lado el modo irónico, quizás habría que incluir en el anuncio al Homo galiciensis churrasquensis, conocido por su afición a calcinar todo aquel lugar por el que pasa, sin que exista una idea clara de cual es el beneficio que obtienen de dicha afición.
Todo esto, como podéis suponer, viene a cuento del incendio que ha afectado a las "fragas" del Parque Natural Fragas do Eume.


La Voz de Galicia
Una vez pasado el cabreo inicial, cuando uno se pone a leer y analizar lo que ha ocurrido, no sabe si  ponerse a llorar o emigrar directamente. "Ha ardido un paraiso ecologico", "han ardido XXX hectareas de bosque". ¿Que c****** de bosque ni fraga?. Como decía un compañero en otro foro, ¿realmente cuanto ha ardido de "fraga"?. Porque las plantaciones de eucalipto o pino no se pueden considerar bosque..
¿Es esto un bosque o fraga?
La Voz de Galicia
¿Cuanta gente ha visitado el PN antes de valorar lo que ha ocurrido?. Preguntas sin respuesta..
Ahora la gente se lamenta, pero como se ha comentado desde varias fuentes, desde cuando lleva el PN sin tener un plan rector de uso y gestión?..
¿Tiene alguna lógica de que se hable de gestionar el voluntariado para replantar ahora mismo?. Dudo que lo más lógico sea poner a cientos de personas a pisar zonas sensibles, después de un incendio de esta magnitud. Al margen del pequeño detalle sin importancia, mencionado también por muchos compañeros, de que la gran mayoría son propiedades privadas..
Dentro de este maremagnum de buenas intenciones y despropositos leemos cosas como que una de las especies afectadas, "una joya", un invertebrado como la salamandra rabilarga..

¿Seguro?, no lo del invertebrado, sino lo de que es la joya del PN que se ha visto afectada por el incendio. Citando a Pedro Galan, que lleva 40 años trabajando el parque: "ecotipos de Rana temporaria de baja altitud, poblaciones forestales de baja altitud de Lacerta monticola, algunas de las mejores poblaciones del caracol de Quimper, Geomalacus maculosus o Carabus galicianus. Eso sin contar las perdidas de aquellas especies que no pueden huir, como los diferentes tipos de helechos macaronesicos..
Y llegamos al punto clave, de quien es la culpa?. ¿De quien gobierna en la Xunta ahora?, pues si y no. ¿De quien gobierna localmente?, que no siempre son los mismos, pues si y no. ¿De quien llevo las responsabilidades de Medio Rural durante los años posteriores a la catástrofe de 2006?, que tampoco es de los anteriores?. Pues si y no..
Como dice Julian Hernandez en este editorial, "entre todos la mataron y ella sola se murio".
Desgraciadamente el fuego es un mal recurrente es nuestra región, y mucho mas en este invierno estepario, en el que la lluvia ni se la recuerda ni casi se la espera. Podéis leer varias opiniones diferentes, de Pablo Ramil, o de Carlos Vales, aunque quizás la definición de Eumicidio ha sido la que mas me ha gustado, sobre todo por la reflexión sobre nuestra sensación como pueblo y la defensa del bien común, en este caso el medio natural.
Y para finalizar, una pregunta para que alguno se rasgue las vestiduras, ¿por que es tan importante el incendio de "as fragas"?. ¿Es mas importante este incendio que el que arraso parte del corazón del PN del Xures? ¿o del que calcinó parte de la Reserva de la Biosfera de Allariz? O todos los pequeños y medianos incendios que han arrasado Avión, Lubián, Mondariz, Gondomar, Xunqueira, etc etc etc etc..
¿Por que no hay plataformas de defensa de estos lugares?. ¿Por que no se genera un movimiento de voluntariado para recuperar estas zonas? ¿O es que asumimos que Ourense puede arder todos los años y otras zonas no?.
Bueno, espero que mi (nuestro) cabreo no siga aumentando a lo largo de este seco año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada