domingo, 22 de noviembre de 2009

Trampas ecologicas

Alguna vez ya he comentado que existen algunos comportamientos extraños en los animales, en los que claramente parecen verse perjudicados, pero siguen insistiendo en esos comportamientos que tren consigo consecuencias negativas.
Estos comportamientos han sido definidos por algunos autores como trampas ecológicas, ya que pese a parecer hábitats óptimos, en realidad estos lugares se convierten en zonas sumidero donde se pierden ejemplares, o la reproducción sufre efectos catastróficos.
Habitualmente se relacionan con hábitats o zonas alteradas, o con una marcada influencia antrópica, como pueden ser campos de cultivo, zonas con carreteras, o zonas urbanas.
Un ejemplo que me he encontrado en los últimos años podrían ser los lugares de puesta de sapo común (Bufo bufo), en medios seminaturales, que tienen una dinámica particular. Estos puntos de agua se caracterizan por tener una gran profundidad, escasez de zonas poco profundas, taludes muy pronunciados, y un estrecho cinturon de vegetacion acuatica.



Al realizar la puesta en los bordes poco profundos de las lagunas si el régimen de precipitaciones no es el habitual, cosa bastante frecuente en los últimos años, estas puestas se ven muy afectadas por las variaciones en el nivel de agua de las lagunas.



Como se puede apreciar en la foto, estas puestas ya estan colocadas a pocos centímetros de la superficie del agua, incluso algunas llegan a desecarse en menos de cuatro horas.




Algunas puestas incluso llegan a aparecer a mas de un metro de altura, por lo que este dato nos habla claramente de que existe una enorme variación en los niveles de agua, que esta especie no es capaz de planificar a la hora de elegir los lugares de puesta.




Estas puestas están colocadas en zonas de inundación, por lo que cualquier variación en el nivel del agua provocará que estas puestas se desequen o que se vean afectadas por el ataque de hongos tipo Saprolegnia.



Este problema puede llegar a causar la mortalidad del 100% de las puestas realizadas por los sapos en estas lagunas, por lo que nos encontramos ante un problema que encaja bastante bien en la definición de trampa ecológica. Un hábitat aparentemente óptimo, pero que en realidad se convierte en una causa de mortalidad y de viabilidad de la reproducción. Además existen factores añadidos, pero que son suficientes para explicarlos en el siguiente capítulo.



1 comentario: